El dolor de mis ocasos!


Ante el recuerdo de mis cosas idas,

Siento algo en mi  marchita primavera,

Cual si el ocaso en su dolor se hubiera

Voleado totalmente en mis heridas!

 

¡Qué extraño, qué indecible desvarío!

Quiero, mientras la noche se avecina,

Ser queja en una flauta campesina,

Arrullo de ave o murmurar de rio!

 

En las sendas del alma adolorida

Se levanta las cruces del pasado

Mientras la tarde a desmayar empieza,

 

¡Y en la página inmensa de la vida

Escriben un magnífico pareado

La agonía del sol y mi tristeza!

eversleepingbyezakaak0 

Cuantas cosas tan dulces, hoy ya muertas!

Aquel fuego de sol, hoy apagado!

En mi torno, mis sendas tan desiertas…

El mismo corazón, viejo y gastado!

 

Sólo me queda desde aquellos días

Para la senda oscura en que me pierdo,

Tu voz estremecida  de alegrías,

Poeta del pretérito, oh recuerdo!

 

¿Y aquel amor tan hondo? …ya no aspiran

Sus regias lumbres a encantar mi vida,

Ni descifrar del alma los misterios:

 

¡arde  del corazón en media herida

Como esos fuegos fatuos que se miran

Sobre las cruces de los cementerios!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s