AMAR SIN MEDIDA…

escribiendo
Esto es amor y es tan grande
que no caben mis palabras
Quiero amarte hoy
Quiero abrir todas las puertas de mi alma
Mi vida sin tu amor
será como el crudo invierno de mi soledad.
Tuve tu porción de paraíso
no se puede estar tan alto mucho tiempo
Esta mal equiparada nuestra carne
para cumbres feroces de entusiasmo
Pero tampoco se renuncia impunemente
Y fue breve mi paraíso
Y que largo es el infierno
que me queda por vivir.
Puede ser que el mar
hoy se vista de lejanía
Que el cielo encumbra
sus solemnes atavíos
Puede ser que yo no sepa como amarte
Como permanecer en tus ojos y tú en los míos
Si…!
Puede ser tanta locura al escribirte
Tanto deseo que suspiro con tu mirada
Que si te escribo…
Una mano celosa
golpea la otra mano que te escribe
Por querer tenerte a su lado
Si…!
Puede ser que llore como un niño sin regazo
Como un niño despertando por el frio
Pero mi lamento es silencioso como tu alma
Y al lamentarme por ti
Sería otro castigo para mi alma
Puede ser que las horas duerman y no pasen
Puede ser que mañana llegue tarde la tarde
Puede ser que los versos de amante, mis versos
No te hablen
Puede ser que mañana me sienta más cobarde
Por todo puede ser
que no tenga otra salida
que estar siempre buscándote y no encontrarte nunca..
Por ser tu misterio sin haberlo comprendido
Por poder acercarme a tus labios y besar tus dudas.
Anuncios

Romance de la Nostalgia.

solaenmipoemita

Atiende por piedad, a este, mi ruego

Escucha por favor, esta llamada

Hoy se trata de mí, te necesito!

Ayúdame a pasar la madrugada

 

Yo sé que hay en el cielo un Dios muy grande

Que sabe que te amo, que te extraño

Y hoy me ha concedido ser poema

Para pasar la noche entre tus brazos

 

Hoy no te pido ni pasión ni besos

Ni tampoco una noche de locura

Podrás no responder a tus instintos

Y darme sólo amor, sólo ternura?

 

Sabrás que estoy allí por mi perfume

Sentirás mis palabras y mis manos

Y una débil luz azul que se consume

Al llegar junto a ti, desconocido amado

solaenmipic

¿Dime mi amor, no sientes mi presencia?

No sientes mi calor en tu costado?

Percibes la alegría de mis besos?

No escuchas de mi alma su llamado?

 

Yo se que estoy contigo, lo adivino

No tengo ya temor, la noche acaba

Y espero entre tus brazos, ya sin dudas

La vida, la esperanza, otra mañana…

(Vilma Blond)

El dolor de mis ocasos!

Ante el recuerdo de mis cosas idas,

Siento algo en mi  marchita primavera,

Cual si el ocaso en su dolor se hubiera

Voleado totalmente en mis heridas!

 

¡Qué extraño, qué indecible desvarío!

Quiero, mientras la noche se avecina,

Ser queja en una flauta campesina,

Arrullo de ave o murmurar de rio!

 

En las sendas del alma adolorida

Se levanta las cruces del pasado

Mientras la tarde a desmayar empieza,

 

¡Y en la página inmensa de la vida

Escriben un magnífico pareado

La agonía del sol y mi tristeza!

eversleepingbyezakaak0 

Cuantas cosas tan dulces, hoy ya muertas!

Aquel fuego de sol, hoy apagado!

En mi torno, mis sendas tan desiertas…

El mismo corazón, viejo y gastado!

 

Sólo me queda desde aquellos días

Para la senda oscura en que me pierdo,

Tu voz estremecida  de alegrías,

Poeta del pretérito, oh recuerdo!

 

¿Y aquel amor tan hondo? …ya no aspiran

Sus regias lumbres a encantar mi vida,

Ni descifrar del alma los misterios:

 

¡arde  del corazón en media herida

Como esos fuegos fatuos que se miran

Sobre las cruces de los cementerios!

En un ayer….

Me bastó verte una vez
Me bastó verte una vez

Ha pasado mucho tiempo, pero es como si fuese ayer, recuerdo  ese lunes por la mañana cuando tu rostro mostraba una luz reluciente así como el brillo de tus ojos, como olvidar esa mirada donde ninguno de los dos se fijó en el timpo.

Fue el momento preciso, para comenzar la historia de un sueño, de una esperanza que perdurará en el tiempo me bastó con mirarte y conocerte aunque por única vez,  sólo sé que tu historia es parte de la mía. No sé que será de ti, donde estarás, que será de tu vida…

 

Sin embargo cada día pido a Dios que te ilumine, te proteja durante el tiempo y donde te encuentres, mientras seguiré con tu imagen plasmada en mi mente dentro de este hermoso recuerdo.

Esperaré... en el tiempo... un sueño
Esperaré… en el tiempo… un sueño

Nunca más volveré a verte, pero es mi sueño quien me lleva de vez en cuando a recordarte, y permanecer en el silencio esperando un te quiero o simplemenete un abrazo al momento de cerrar mis ojos…

Te vi, te conocí, te perdí en un ayer; sin embargo en un ahora eres parte de mi sueño…!!!

 

 

La Muerte (Científica) de Jesús

ImagenA los 33 años Jesús fue condenado a muerte…

La “peor” muerte de la época. Sólo los peores criminales murieron como Jesús.

Sí, fueron clavos… ¡y de los grandes! Cada uno tenía de 15 a 20 cm, con una punta de 6 cm. y el otro extremo puntiagudo.

Ellos eran clavados en las muñecas y no en las manos como dicen. En la muñeca, hay un tendón que llega a nuestro hombro, y cuando los clavos fueron martillados, ese tendón se rompió obligando a Jesús a forzar todos los músculos de su espalda, por tener sus muñecas clavadas, para poder respirar porque perdía todo el aire de sus pulmones.

De esta forma era obligado a apoyarse en el clavo metidos en sus pies que todavía era más grande que el de sus manos, porque clavaban los dos pies juntos. Y como sus pies no aguantarían por mucho tiempo sin rasgarse también, Jesús era obligado a alternar ese “ciclo” simplemente para lograr respirar.

Jesús aguantó esa situación por poco más de 3 horas.
Imagen Sí, ¡más de 3 horas! Mucho tiempo, ¿verdad? Algunos minutos antes de morir, Jesús ya no sangraba más.

Sencillamente le salía agua de sus cortes y heridas.

Cuando lo imaginamos herido, imaginamos simplemente heridas, pero no; las de Él eran verdaderos agujeros, agujeros hechos en su cuerpo.
Él no tenía más sangre para sangrar, por lo tanto, le salía agua.

El cuerpo humano está compuesto de aproximadamente 3,5 litros de sangre (en un adulto).

Jesús derramó 3,5 litros de sangre; tuvo clavos en sus manos y pies; una corona de espinas en su cabeza y además un soldado romano le clavó una lanza en su tórax.Imagen

Todo esto sin mencionar la humillación que pasó después de haber cargado su propia cruz por casi dos kilómetros, mientras la multitud le escupía el rostro y le tiraba piedras (la cruz pesaba cerca de 30 kilos, tan solo en la parte superior, en la que le clavaron sus manos).

Todo eso pasó Jesús, sólo para que nosotros tengamos un libre acceso a Dios.

Para que tengamos todos nuestros pecados “lavados”. ¡Todos ellos sin excepción!. . ¡ÉL MURIÓ POR POR CADA UNO DE NOSOTROS!.

Mi Despedida

Te digo adiós, y acaso te quiero todavía.
Quizás no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste… No sé si te quería…
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado, y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho… no sé si te amé poco;
pero sí sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en mi recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,

tal vez empiezo a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida,
mi más hermoso sueño muere dentro de mí…
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.

.José Angel Buesa

Y Dios me hizo Mujer

Y Dios me hizo mujer, de pelo largo, ojos, nariz y boca de mujer.

Con curvasy pliegues y suaves hondonadas y me cavó por dentro,

me hizo un taller de seres humanos.

Y Dios me hizo Mujer

Tejió delicadamente mis nervios y ba

lanceó con cuidado el número de mis hormonas.

Compuso mi sangre y me inyectó con ella

para que irrigara todo mi cuerpo;nacieron así las ideas, los sueños, el instinto.

Todo lo creó suavemente a martillazos de soplidos y taladrazos de amor,

las mil y una cosas que me hacen mujer todos los díaspor las que me levanto

orgullosa todas las mañanas y bendigo mi sexo.

Gioconda Belli